*

Culto
Documentalistas chilenos se adentran en lugares ocupados por las FARC

Documentalistas chilenos se adentran en lugares ocupados por las FARC

ColCiencia y la productora Cábala trabajan un documental que se centra en las expediciones científicas realizadas en Colombia.

Por más de 60 años las FARC ocuparon diversos territorios colombianos, en el contexto del conflicto armado que vivía el país. Nadie aparte de los involucrados en la guerrilla podían acceder a grandes zonas de la selva. Hoy ya hay un acuerdo de paz, firmado el año pasado, que ha comenzado a liberar este territorio. Y un equipo chileno se ha adentrado ahí. La productora nacional Cábala fue convocada por la organización científica ColCiencia, para realizar una serie documental que muestra cómo diferentes expediciones colombianas se adentran en estas tierras desconocidas, para explorar la biodiversidad de cada lugar. Según el productor ejecutivo del proyecto, Diego Rojas, estas “se conservaron muy bien porque no han sido intervenidos por el humano, sobre todo a nivel de infraestructura”. Cábala había hecho previamente otra aplaudida serie documental científica, Hijos de las estrellas, ganadora del premio TAL, reconocimiento a nivel latinoamericano.

Cada documental que integra ColombiaBio mostrará durante una hora alguna expedición hecha por los investigadores -que duran de 15 a 20 días- en un lugar que fue ocupado por las FARC y que antes era muy riesgoso recorrer, como Bahía Málaga y el desierto de la Guajira. Cada entrega tendrá como foco distintas líneas de investigación científica. “Logramos resultados científicos alucinantes durante las grabaciones, por ejemplo hasta ahora hemos encontrado dos nuevas especies de mariposas y también de ranas. Colombia es uno de los países más biodiversos del mundo”, relata el documentalista.

El equipo de Cábala grabando en Cayo Serrana . foto: Cábala producciones

Ya se han realizado dos expediciones, una por el Camino Andaki, una zona del Amazonas que sirvió por décadas como refugio de los grupos armados, y la Reserva de Biósfera Seaflower, que se ha convertido en uno de los iconos más representativos de la protección marina en Colombia.

La realización de cada documental implica una serie de complicaciones, y conllevan una preparación especial y técnica del equipo realizador. “Hay muchas medidas en términos de seguridad. Por ejemplo antídotos para picadas de diferentes bichos, ropa especial por animales como jaguares y cocodrilos, también hay una serie de virus a los que nos exponemos, desde fiebre amarilla a la chikungunya. Por lo mismo hemos combinado el equipo nacional con el colombiano, que acumulan experiencia sobre esos temas, además de mantener contacto con el ejército”, cuenta Rojas. En algunos lugares no hay acceso a luz, ni a baño, y el cuidado al medio ambiente debe ser extremo.

Por el momento, la docuserie sólo se podrá ver en Colombia, en TV y cine.

Sobre el autor: