*

Culto
El séptimo pasajero

El séptimo pasajero

Todo cinéfilo promedio y aquellos jóvenes que saben que existe más cine que el que está colgado en las plataformas en línea, pronto podrán identificar en Life: vida inteligente el ADN del clásico de 1979, Alien.

Un grupo de astronautas encuentra la evidencia absoluta de que hay vida en otro planeta. En su nave espacial hacen pruebas con el nuevo ente, apodado Calvin, el cual se desarrolla rápidamente, tomando la forma de una suerte de estrella de mar/babosa/pulpo que dejaría a cualquier amante de la comida japonesa sin ganas de más. Emocionados, en una primera instancia no ven el peligro que encierra el tratar con organismos desconocidos, cuyo comportamiento es totalmente impredecible. La tragedia pronto ocurre y las muertes en el espacio comienzan a sucederse rápidamente debido a Calvin y su gran inteligencia, rapidez y adaptabilidad.

Todo cinéfilo promedio y aquellos jóvenes que saben que existe más cine que el que está colgado en las plataformas en línea, pronto podrán identificar en Life: vida inteligente el ADN del clásico de 1979, Alien. Los elementos son los mismos y en lugar de estar en un lejano planeta, están en la Estación Espacial Internacional, orbitando la Tierra a solo unos cuantos kilómetros de distancia, por lo que la situación de peligro que Calvin encierra para la humanidad es patente. Lejos de tratar de enmascarar las similitudes con la historia de Alien, Life se juega el todo por el todo y abraza con fuerza el escenario de terror espacial y lo hace propio, entregando una buena ración de suspenso, sustos a granel y acción en gravedad cero. Es una historia que nos habla de la lógica de la supervivencia, algo que tanto Calvin como los astronautas buscan. La película también se refiere a lo que se puede llegar a hacer en momentos de peligro, cuando la vida de uno mismo o de alguien querido está en peligro.

Esta cinta no se interna en algunos de los cuestionamientos filosóficos que proponía Alien como también la sobrevalorada Prometeo. Life no pretende pasar gato por liebre, sino entregar una historia simple y efectiva, con un casting estupendo donde sobresalen Rebecca Ferguson, Jake Gyllenhall e Hiroyuki Sanada. Se trata de personajes que deberán sortear todo tipo de obstáculos para mantenerse con vida, pero que aún en el espacio, muchos escucharán gritar.


Sobre el autor: