*

Culto
Billie Jean es real

Billie Jean es real

La canción cuenta la historia de una mujer que acusaba paternidad de su hijo por parte de Jackson, lo cual tiene tintes de realidad.

Suenan los característicos bajos y comienza a desarrollarse una introducción demasiado larga a juicio del productor Quincy Jones, quien trabajaba con Michael Jackson en su sexto disco Thriller. Jackson se negó a modificarla. “La razón de Michael de incluir una introducción de alta duración era por sus ganas de bailar”, explicó Quincy el año 2009, “y cuando Michael tenía ganas de bailar siempre ganaba”.

“Billie Jean” fue la primera canción de Thriller en liderar la lista Billboard. En 1984, año de lanzamiento de la canción, era muy popular la tenista Billie Jean King, por lo que Jones intentó convencer al cantante de cambiar el nombre del tema por “Not my lover” para evitar que el público asociara la canción a la deportista, pero al igual que con la introducción, la respuesta fue “no”.

Los temores de Quincy Jones fueron descartados luego del gran éxito que logró la canción. El tema que cuenta la historia de una mujer que adjudica a Jackson la paternidad de su hijo, para muchos no es más que una narración más inventada para efectos musicales, pero en realidad, cual película de terror, está basada en hechos reales.

Aunque el Rey del Pop siempre negó que realmente existiera una mujer en específico que inspirara el tema, sí nació de una situación que lo marcó desde sus comienzos en la música con los Jackson 5. “Nunca hubo una Billie Jean real (excepto por las que aparecieron después de la canción). La chica de la canción es una amalgama de gente que nos ha acosado a los años”, contó el artista. “Creo que escribí esto por la experiencia que compartí con mis hermanos cuando era pequeño. Había muchas Billie Jeans ahí fuera. Todas las chicas afirmaban que sus hijos eran de alguno de mis hermanos.No podía entender cómo estas chicas eran capaces de decir que estaban embarazadas de una persona cuando en realidad no era así. No puedo imaginarme mentir sobre algo así”.

Sin embargo, el biógrafo de Jackson, J. Randy Taraborrelli afirmó que había una fanática más ferviente que las demás. Según contó Taraborrelli, en 1981 había una mujer de entre veinte y treinta años que envió numerosas cartas a Jackson, con fotos de ella, acusándolo de ser el padre de su hijo. Michael aseguró que nunca en la vida la había visto, pero esas cartas eran solo el comienzo. Cada vez llegó más correspondencia de la joven increpando al artista por no reconocer a su hijo e insistiendo en que lo debían criar juntos, llegando incluso a amenazarlo con ir a tribunales para demandarlo.

La presencia de la acosadora era tan frecuente que Jackson tenía problemas para dormir y cuando lo lograba tenía pesadillas. Pero hubo un suceso que terminó por colmar la paciencia del artista. Un día, Jackson recibió un paquete en su casa, en su interior había una foto de la acosadora, una pistola y una carta. En la misiva, la mujer le proponía que se suicidaran un día y hora determinada, ya que si no podían estar junto en esta vida, quizás lo estarían en la otra… lo cual ella cumpliría después de matar a su bebé.

Para tranquilidad del cantante y bailarín, la joven fue internada en una clínica psiquiátrica y nunca se acercó al artista.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov