*

Culto
La polémica tras el video de I want to break free

La polémica tras el video de I want to break free

La canción tuvo muy buena recepción en las islas británicas, Europa y algunos países latinos, pero no en Estados Unidos. El video que mostraba a los músicos vestidos como mujeres, fue interpretado como una declaración abierta a favor del travestismo y la bisexualidad.

Techos de casas, un despertador que sueno y desprende humo y una mujer que se levanta de la cama. En realidad no es una mujer, es Brian May con ondulines en el pelo, una larga camisa de dormir y pantuflas de conejo. Aparece una aspiradora en escena entrando desde la cocina al living al ritmo de la canción, la conduce Freddie Mercury vistiendo una mini falda negra, un sweater rosado, peluca morena y con su bigote intacto. John Deacon vestido de anciana lee el diario en el sillón, mientras Roger Taylor con una peluca rubia y uniforme de colegiala lava los platos en la cocina.

Lo que nació como una parodia de la serie británica Coronation Street no fue bien visto por los canales de música estadounidenses, quienes lo interpretaron como una declaración a favor del travestismo y el libertinaje sexual, sobretodo por parte de su vocalista Freddie Mercury, quien conservó su bigote en su caracterización femenina.

La canción “I want to break free” del décimo primer álbum de estudio The Works, tuvo muy buena recepción en las listas británicas y europeas. En 1984, año de lanzamiento de la canción, alcanzó el tercer lugar del ranking de Reino Unido, y estuvo dentro de las 10 mejores en varios países europeos y latinos, mientras que en Estados Unidos, solo llegó al puesto 45.

La baja popularidad del video en los estados americanos se explica por un veto por parte de MTV y otras estaciones del país que no pudieron difundir la canción. Según contó Brian May en una entrevista sobre la trayectoria de Queen, el clip fue interpretado en Reino Unido como lo que era, una broma, mientras que en Estados Unidos aparecieron una serie de interpretaciones negativas que no lo entendieron como una parodia de la famosa serie británica. De hecho en la segunda parte del video, se muestran coreografías de danza del Ballet Real de Londres que nada tienen que ver con travestismo o libertinaje.

Aunque se pensó que esta canción era una forma de liberación y expresión de homosexualidad por parte de Mercury, en realidad el tema fue escrito por el bajista John Deacon, con la intención de mostrar la perspectiva masculina del movimiento de liberación femenina.

En entrevista con la revista Q en marzo de 2011, le preguntaron al guitarrista Brian May si las personalidades de cada integrante se vieron reflejados en “I want to break free”, a lo que May respondió “Pero claro! Todos piensan que fue idea de Freddie porque se veía como algo que le gustaría hacer, pero en realidad fue una idea que surgió de la novia de Roger Taylor, suficientemente raro. Fue idea de ella hacer una parodia de las mujeres de Coronation Street en el video”.

Recién en el año 1991, el video fue transmitido en pantallas estadounidenses, cuando VH1 emitió el programa My Generation con el capítulo dedicado a Queen. Sin embargo, de todas formas Queen excluyó ese país de la gira promocional del disco The Works Tour.

Sobre el autor:

Mónica Garrido |
Periodista de La Tercera. En Twitter es @monigarridov