*

Culto
Ignacio Arnold, creador de El Reemplazante: “Nos dijeron explícitamente que estaba a la altura de cualquier ficción atractiva de otros mercados”

Ignacio Arnold, creador de El Reemplazante: “Nos dijeron explícitamente que estaba a la altura de cualquier ficción atractiva de otros mercados”

Ambas emitidas por TVN, El Reemplazante y Juana Brava, fueron creadas por el guionista y productor audiovisual Ignacio Arnold, quien conversó con Culto sobre la llegada de estas ficciones a la plataforma internacional de streamming Netflix.

Desde hoy, Netflix tiene en su biblioteca de documentales, películas y series dos ficciones de televisión de origen chileno: Juana Brava y El Reemplazante. Las dos series fueron emitidas por el canal estatal TVN y fueron creadas por Ignacio Arnold, Nimrod Amitai y, en el caso de El Reemplazante, Javier Bertossi.

Juana Brava, emitida el 2015, retrata a Juana Bravo (Elisa Zulueta), una mujer que tras vivir más de una década en la capital, regresa a su pueblo natal San Fermín. Cuando llega allí junto a su hijo de 16 años, se da cuenta que en la localidad, donde su padre es alcalde, predomina la corrupción, la contaminación y la delincuencia. Ante este escenario, decide hacer un cambio y postularse como alcaldesa. El problema, es que en medio de su lucha, su hijo Diego deja de ser quien era.

Por otro lado, El Reemplanzante, se enfoca en la educación pública, tema predominante el 2012, año de emisión de la ficción. Carlos Valdivia (Iván Álvarez de Araya), es un empresario que trabaja en inversiones. En una truculenta movida monetaria, es enviado a prisión por tres meses por delito de estafa. Al salir, sin trabajo en su área y en banca rota, regresa a la casa de sus padres en la comuna de San Miguel. Allí su padre le consigue trabajo como profesor suplente de matemáticas en el colegio Príncipe Carlos, y es enseñando matemáticas a jóvenes en riesgo social, que aprenderá a conocerlos y quererlos de tal forma que tanto él como sus alumnos crecerán como personas.

En conversación con Culto, el creador de estas ficciones Ignacio Arnold, productor en Propalta Films, y el protagonista de El Reemplazante, Iván Álvarez de Araya, dieron a conocer el orgullo de que estos productos chilenos tengan llegada internacional.


—¿Qué te parece que El Reemplazante llegue a Netflix, una plataforma internacional?

Iván: Me parece bueno, excelente. Es un gran paso, mucha gente me pregunta por Twitter donde la dan, o si va haber otra temporada… ellos mismos se pasan el dato ‘está en esta plataforma o en esta otra’ y ahora eso no va pasar porque va estar en Netflix, así que súper bien.

Ignacio: Es un orgullo que las dos series que hemos creado puedo llegar a un plataforma tan importante hoy en día, que un actor fundamental a nivel mundial se haya fijado en estas historias que nacieron en Chile. Desde nuestra productora obviamente, es un tremendo orgullo y estamos súper contentos de que haya pasado.

—¿Cuál esperas que sea la reacción del público, que esta vez va ser mucho más amplio que el público chileno?

Iván: Ojalá que llegue a la mayor cantidad de gente posible, en el sentido que el mensaje que entrega El Reemplazante es universal, así que la idea es que la mayor cantidad de gente lo pueda apreciar y pueda hacer causa común con esa opinión. Además que la gente que ya la vio la pueda repetir y la gente que no la ha visto la vea.

Ignacio: Cuando nos ha tocado ir a mercados internacionales y hemos estado en contacto con muchos productores de otros países, lugares bien disimiles, la verdad es que la reacción frente a estos productos ha sido súper positiva. Como refleja conflictos bien universales en ambos casos, en el fondo lo interesante es conocer una cultura como la chilena a través de una serie de ficción. Entonces esa combinación me hace pensar que puede generar intereses y quizás que los pueda sorprender en ese sentido.

—¿Consideras que otras ficciones chilenas están a la altura de otras series internacionales que se transmiten por Netflix?

Ignacio: Yo creo que sí, creo que en Chile hay mucho talento, no tenemos nada que envidiarle a otros países. En términos técnicos y en cuanto a lo narrativo, creo que se ha avanzado mucho, cada vez historias mejor pensadas, mejor contadas. Tengo la sensación de que así como con El Reemplazante nos dijeron explícitamente que les parecía que estaban a la altura de cualquier ficción atractiva de otros mercados, de otro origen, yo creo que hay muchos productos chilenos que están también en ese nivel. Por ejemplo Los 80, es una serie súper meritoria y cualquier persona que la vea, muy chilena, de otros lados, la va ver positivamente.

—¿Qué otras ficciones chilenas crees que deberían estar en Netflix?

Ignacio: Los 80 de todas maneras y a mí me gusta mucho La Ofis, adaptación chilena de The Office, y también participé de la serie Huaquimán y Tolosa que son series más antiguas a esta altura, pero que yo creo que están muy bien logradas.

Sobre el autor: