*

Culto
Fragmentos tan disparejos como efectivos

Fragmentos tan disparejos como efectivos

En 2015 Shyamalan entregó una cinta pequeña y cumplidora titulada La visita, y ahora llega con más bombos y platillos con Fragmentado.

El director M. Night Shyamalan se agenció una suerte de título putativo de maestro del suspenso y de las sorpresas con películas como El sexto sentido y El protegido, aunque una década de películas más bien banales y mediocres parecía indicar que su vida de realizador había concluido. Pero en 2015 Shyamalan entregó una cinta pequeña y cumplidora titulada La visita, y ahora llega con más bombos y platillos con Fragmentado.

Para no arruinar las sorpresas, basta decir que esta es la historia de un secuestro de tres adolescentes por parte de un tipo que sufre de múltiples personalidades. Según nos cuentan son 23 personalidades en total y la 24, la más peligrosa, está a punto de nacer.

A ratos poniendo al espectador a la orilla de la butaca y a ratos pecando de repetitiva, indecisa y descaminada, Fragmentado demuestra dos cosas. La primera es que muchas cosas se podrán decir en contra de su director, pero nadie puede negar que filma con maestría y desenvoltura. Siempre preciso en su encuadre y en el uso del sonido, Shyamalan crea un laberinto envolvente. Lo segundo es que James McAvoy confirma que es muy buen actor y logra que funcionen hasta las partes más tediosas de la historia. Pero no nos confundamos, Fragmentado es un efectivo thriller clase B que le debe tanto a Sybil (1978) como a El Estrangulador de Boston (1968) y que cumple su labor, pero no traspasa ninguna frontera.



Dirigida por M. Night Shyamalan, con James McAvoy, Anya Taylor-Joy como protagonistas. Es un thriller de horror de 117 minutos de duración. La cinta es estadounidense del año 2016. Nota 5.

Sobre el autor: