*

Culto
El universo creativo de Walt Disney en 1.500 imágenes

El universo creativo de Walt Disney en 1.500 imágenes

El libro Los archivos de Walt Disney recopila la obra del maestro de la animación a través de cuatro décadas. El ejemplar de lujo incluye bocetos, entrevistas inéditas y más de mil dibujos y fotografías. Ya está disponible en Chile.

“Walt [Disney] nos contó la historia de la Blancanieves y nos cautivó. Estaba completamente solo en un escenario y allí interpretó esta fantástica historia. Se puso en la piel de la Reina y en la de los enanitos, era un actor increíble, tenía un don innato”, recuerda Ken Anderson, uno de los directores artísticos de Blancanieves y los siete enanitos (1937), el primer largometraje de los estudios de Walt Disney. El nacimiento de la versión cinematográfica más célebre del cuento de los hermanos Grimm es hoy un momento histórico en el que abundan las curiosidades, como por ejemplo, que en ella trabajaron 650 artistas a tiempo completo, o que Disney no deseaba que este fuera su debut en la pantalla grande: habría preferido partir con Alicia en el país de las maravillas.

El espíritu nuevo (1942) alentaba a los ciudadanos a pagar sus impuestos para financiar los gastos de guerra.

Junto al de la Blancanieves, más de 30 universos enormemente detallados, bellos y originales conforman el legado que Walt Disney (1901-1966) dejó a la animación universal. En el libro Los archivos de Walt Disney. Sus películas de animación 1921-1968, se narran los pormenores de cada uno de ellos, incluyendo entrevistas con quienes trabajaron junto a él, bocetos originales, fotografías desconocidas, entrevistas inéditas e incluso la transcripción de varias reuniones entre Disney y sus guionistas. Este ejemplar de lujo, editado en gran formato por el sello Taschen, tiene 620 páginas, cuenta con más de 1.500 imágenes y acaba de llegar a Chile a través de la librería Contrapunto.

Los archivos de Walt Disney [Daniel Kothensechulte] Taschen 620 páginas $119.000
Este volumen es la primera parte de una serie de cuatro libros que estarán dedicados al padre de la animación moderna; el siguiente será una monografía de Walt Disney. Los tomos están siendo producidos con la ayuda de Walt Disney Archives y la célebre Animation Research Library de Disney.

Escena de El Libro de la Selva (1967), el último filme producido por Walt Disney.
Escena de Blancanieves y los siete enanitos (1937).

En este primer tomo se aborda íntegramente el trabajo del maestro de la animación, desde sus incursiones en el cine mudo hasta su último filme, El libro de la selva (1967), con un capítulo dedicado a cada uno de los largometrajes que realizó el estudio durante su vida.

De Fantasía (1940), uno de sus proyectos más singulares, se muestra el proceso creativo completo, que condujo a la realización de la película experimental más larga que se haya inventado nunca, donde la naturaleza baila obras de Tchaikovsky y Beethoven en compañía de un memorable Mickey Mouse vestido de mago. También en el libro se revela cuál era para Walt Disney, de entre sus cientos de personajes, el favorito. “A veces me preguntan cuál de mis películas me gusta más, la respuesta la van a escuchar enseguida: la historia del pequeño y entrañable elefante de orejas grandes, Dumbo”, declaró el autor durante la transmisión del programa de TV Disneyland en 1955.

Walt Disney posa orgulloso por la sofisticada producción artística de Bambi, en 1942. Fotos: Todas las imágenes son propiedad de Disney.

Entre sus trabajos menos conocidos destaca Al sur de la frontera (1942-1944), en el que sus dibujos animados se sitúan en Chile, Bolivia, Perú, Argentina y Brasil. Este peculiar proyecto se enmarca en la política estadounidense del buen vecino, para fortalecer la influencia de EEUU en los países de Sudamérica. Disney y otros dibujantes y guionistas del estudio fueron actores fundamentales en esta labor y por eso llegaron de visita a Chile en 1941. En un fragmento de la cinta, un avión llamado Pedro recorre la ruta de Santiago a Mendoza.

Pedro, el avión chileno creado por Disney y un cóndor, de las animaciones de Al sur de la frontera (1942-1944), creadas para reforzar la influencia de EEUU en Sudamérica.

La producción de Disney en los años de la Segunda Guerra Mundial también merece mención aparte. En el capítulo Los años de guerra (1941-1945), se narra cómo en 1942 el ejército estadounidense declaró la sede del estudio de animación como base militar, desde la cual se produjeron carteles de propaganda, material educativo y también animaciones que promovían la causa bélica.

A través del libro también se repasan cintas memorables como Cenicienta (1950) o Peter Pan (1953), pero además se profundiza en algunas producciones menos célebres como Música maestro (1946) y Tiempo de melodías (1948). Otra curiosidad que los fanáticos de Disney agradecerán son los detalles de proyectos que no se concretaron, como la secuela de Fantasía y un homenaje al héroe de EEUU, Davy Crockett, que estaría a cargo del pintor Thomas Hart Benton.

El volumen finaliza con El libro de la selva, última cinta del estudio que Walt Disney alcanzó a supervisar. La adaptación del relato de Rudyard Kipling es, para muchos, la obra maestra de Disney y marca el fin de una era: “Desde entonces los artistas dejaron de centrarse en la narración apasionante, que había sido el sello de Disney, para prestar más atención a la relación entre los personajes”, concluye el historiador y crítico Charles Solomon.

Sobre el autor: