*

Culto
Reedición de Manns a 40 años de la guitarra indócil

Reedición de Manns a 40 años de la guitarra indócil

Esta semana llega la edición definitiva para Chile de La guitarra indócil, publicado en 1977. El libro es uno de los que mejor reconstruye las múltiples dimensiones de la cantautora.

Fue, durante décadas, un título prácticamente inubicable en Chile, un objeto de culto del que sólo circularon escasas copias, hoy en poder de coleccionistas y contadas librerías de segunda mano. Pese a ser uno de los retratos más reveladores de la mayor cantautora chilena, Violeta Parra, la guitarra indócil, el libro que Patricio Manns publicó originalmente en España en 1977 – y al año siguiente en Francia- sólo tuvo una edición local a mediados de los años 80, cuyo reducido tiraje se agotó rápidamente. Su autor, en tanto, nunca recibió un peso por la obra.

“La primera edición chilena la hizo la editorial LAR de Concepción. En esa época yo vivía mi exilio en Ginebra, nunca firmé ningún contrato editorial y nunca se me pagaron derechos de autor. Como en casi toda actividad humana, el que pestañea pierde”, explica Manns, reconstruyendo una enrevesada historia que hoy, cuatro décadas después y a cien años del nacimiento de la folclorista, suma un nuevo -y feliz- epílogo con la reedición definitiva para Chile del volumen.

“Una monografía sobre Violeta”, aclara el autor de Arriba en la cordillera al comienzo de su libro, publicado ahora por la editorial Lumen (Penguin Random House) y a la venta desde esta semana en librerías locales. Una reedición prologada por el escritor Raúl Zurita que Manns presentará en abril en la Feria del Libro de Buenos Aires, y en cuyo cuerpo no hay modificaciones. “No hay nada que agregarle”, asegura. “Fue un gran trabajo de investigación y de memoria”.

Son precisamente esos dos ejercicios los que se mezclan y complementan en …La guitarra indócil, un ensayo biográfico que incluye un exhaustivo análisis de la vida y obra de Violeta Parra, así como del contexto en el que surgió su canto, junto a la reproducción de diálogos y anécdotas compartidas entre la folclorista y el cantautor, uno de los exponentes de la Nueva Canción Chilena más cercanos a la autora de Gracias a la vida, pese a los veinte años de edad que los separaban.

“Las primeras semanas de nuestro conocimiento fueron de tensión, pero luego de limar ciertas asperezas nos hicimos amigos cercanos. Esa amistad duró toda la vida y yo la tengo muy presente incluso hasta el día de hoy”, cuenta el músico y escritor, quien en sólo 120 páginas logra reconstruir historias poco conocidas de la artista -como el terremoto que “predijo” en Puerto Montt en 1960 y un accidentado viaje en avión para una gira por el norte de Chile- así como una semblanza que muestra sus múltiples dimensiones: la cantora rebelde, la heredera de una tradición, la consejera, la amiga y la mujer con espíritu de niña, entre otras.

Violeta Parra, la guitarra indócil. [Patricio Manns] Editorial Lumen.

No oficial

A diferencia de Violeta se fue a los cielos (2011), la otra célebre biografía de la folclorista publicada por su hijo Angel Parra en 2006 -y que inspiró la película homónima de Andrés Wood-, La guitarra indócil presenta la visión de un autor cercano a la artista pero ajeno a la oficialidad de su círculo familiar.

De hecho, pese a que Manns fue uno de los principales impulsores de la “Peña de los Parra” -que creó en 1965 junto a Rolando Alarcón y los hijos de la cantautora-, cuando pidió material de ayuda al clan para la primera versión del manuscrito en 1977 la respuesta que recibió de Isabel Parra fue tajante: “Nones, cada cual se rasca con sus propias uñas”, cuenta.

No es la única distancia que Manns establece con el entorno más próximo de la folclorista. Consultado por los recientes homenajes que se han realizado por el centenario de Violeta Parra, comenta: “Lo que tengo más presente por su cercanía es el que se le tributó en el reciente Festival de la Canción de Viña del Mar. Me pareció grotesco. Eso de elaborar una gran banda musical en playback donde los artistas mimaron la escena fue deplorable. Por lo demás, la actuación se convirtió en un delirium tremens cuando Tita Parra, con vergonzosa inautencidad, fingió tocar la guitarra en ‘El gavilán’, en circunstancias que lo que se oyó era la versión irreprochable de su abuela”.

Otro libro en el que trabaja Manns es un diálogo junto a Horacio Salinas de Inti Illimani Histórico, que saldrá en el segundo semestre.

Sobre el autor: