*

Culto
​Pierna Cruzada, un ilustrador gay armado de humor

​Pierna Cruzada, un ilustrador gay armado de humor

Desde Ciudad de México, Gonzalo Angulo llega a todo el mundo con ilustraciones en colores pastel y repletas de corazones y arco iris. Cuenta la vida cotidiana de un personaje gay, con el fin de animar las personas a mostrarse como realmente son y abandonar los prejuicios. "Todos podemos ser fabulosos", dice. Este año publicará su primer libro con editorial Planeta.

“De pequeño siempre fui muy reprimido. No tenía claro qué pensaban mis papás de la homosexualidad; era raro, porque una vez mi mamá me compró una Barbie pero días después me la quitaron. Mi papá me metió a fútbol, él quería que yo hiciera ‘cosas masculinas’. Crecí negando quién era y las cosas que quería hacer”. Gonzalo Angulo (Cancún, 1992) creó hace dos años un personaje que lo liberaría, por fin, de los prejuicios que le fueron inculcados en su infancia y que sería la voz de aquellas cosas que en algún momento tuvo miedo de expresar. Al igual que él, es gay y su nombre es Pierna Cruzada.

Pierna Cruzada comparte a través de su Facebook e Instagram viñetas que cuentan la vida diaria de un chico gay. En colores pasteles y repletas de corazones, estrellas y arco iris muestra con humor, por ejemplo, la discriminación que vive de parte de su entorno o la experiencia de usar las aplicaciones para buscar pareja o sexo casual.

Angulo proviene de las paradisíacas playas de Cancún, pero actualmente reside en Ciudad de México. No estudió arte ni ilustración, ni siquiera tomó una clase de dibujo. Es comunicador y de día trabaja en una ONG llamada Alimento para Todos. Por las noches, se dedica a la ilustración; aunque es autodidacta, ya ha logrado frutos: semanalmente publica en el diario El Gráfico, que pertenece al grupo El Universal. Además, a mediados de año publicará su primer libro, para el que trabaja con editorial Planeta.

A través de la ilustración, busca desprender a la comunidad LGTBI del temor y los prejuicios: “Quiero ayudar a que la gente se sienta cómoda consigo misma, que no tengan miedo de ser como son. El personaje de Pierna Cruzada es fabuloso porque tiene confianza en sí mismo y eso va para cualquier persona, no solo para los gays, todos podemos ser fabulosos”.

¿Porqué escogiste el nombre Pierna Cruzada?

Porque cuando era pequeño muchos hombres de mi familia o de mi alrededor decían que los hombres que cruzaban las piernas eran maricones. Siempre lo decían con un tono discriminatorio, como si fuera algo negativo. Como quería trabajar en torno a ese tipo de temas, me pareció perfecto. Obvio que no es cierto que todos los gays lo hacen, pero me empecé a dar cuenta de que yo mismo cruzo las piernas y varios de mis amigos también. Entonces sirve para identificarnos, pero igual con un trasfondo de discriminación, que fue lo que me metieron en la cabeza desde pequeño.

¿Cuándo y cómo comenzaste este proyecto?

Empecé hace dos años, cuando aún vivía en Cancún; ahora vivo en Ciudad de México. Tenía ideas que quería expresar; originalmente quise que fuera con temas de activismo, de discriminación y luego me cansé un poco y quise hacerlo más gracioso, con cosas que también alguien que no sea gay se pueda relacionar. Pensé que Youtubers ya habían muchos y que el dibujo era un buen canal, porque no hay muchos ilustradores que narren la vida gay a través del cómic. Nunca tomé clases de dibujo, entonces las primeras viñetas son muy feas, pero he ido mejorando. Creo que dentro de lo que hago, la ilustración es un soporte para los mensajes.

Angulo además aclara que no ha dejado de lado el activismo en su trabajo, sino que ha variado a otras índoles: “Ahora al personaje lo represento con tacones o vestido de drag queen, eso también es activismo: decir que da lo mismo si un día quieres vestirte de rosa, ponerte peluca o ponerte falda. Porque aún hay gente a la que le cuesta entender que un hombre sea femenino, lo encuentran negativo, y eso es machismo”.

¿Has vivido algún episodio de homofobia en tu vida?

Sí, de pequeño algunos, los niños pueden ser bastante crueles y me molestaban. También continuó en la adolescencia, si bien nunca llegó a la violencia física, sí era violencia sicológica. Cuando llegué a vivir a la ciudad, hace un año, fue la primera vez que me gritaron en la calle. Iba con unos amigos y nos gritaron ¡Maricones! ¡Putos!… y después ya no te dicen nada más pero te empiezan a seguir para asustarte, es feo.

Sin embargo, y tal como Pierna Cruzada ilustra en sus viñetas, no solo existe discriminación hacia los gays desde su entorno, sino que también se practica dentro de la misma comunidad homosexual. “Los gays masculinos juzgan mucho a los gays femeninos. En México dicen jota o loca para burlarse de ellos. Tal vez es en broma a veces, pero tiene un trasfondo negativo”.

Con cerca de 250.000 seguidores entre su Facebook e Instagram, Pierna Cruzada recibe a diario decenas de mensajes de todo el mundo. “Hay niños de 12 o 13 años que me escriben para contarme que quieren salir del clóset pero les da miedo o tienen familias muy religiosas, por ejemplo; yo intento aconsejarlos y darles mi punto de vista. Hay otros que me dicen que los he ayudado a aceptarse o que les alegran el día”.

Al igual que algunos de sus seguidores, Gonzalo Angulo salió del closet gracias a Pierna Cruzada. “Mi papá no sabía que yo era gay, nunca lo hablamos. Cuando era más pequeño recuerdo que siempre trataba de decirme cosas como ‘mira esa chica está guapa’. Una vez estábamos viendo el vídeo Suerte de Shakira, en el que sale revolcada en el lodo y mi papá me preguntó ‘Oye ¿no te gusta?’, y yo le dije ‘Ay, es que está muy sucia’ (ríe)… Un día simplemente dejó de preguntarme. Pero cuando me empezó a ir bien con Pierna Cruzada quise contarle, para que se sintiera orgulloso y él me dijo que no sabía que yo era gay. La relación ha mejorado mucho desde entonces, le cuento lo que hago y a él le gusta, la verdad es que me apoya mucho”.

Pero también a través de sus redes sociales le llegan mensajes odiosos. “Los comentarios como maldito maricón, me dan igual. Me pegan más los que vienen de parte de gente gay, que dicen que yo solo realzo estereotipos negativos. Yo solo estoy expresando mi vida, y si mi vida es un estereotipo pues lo siento, pero mucha gente se ha conectado también con el personaje, o sea que no soy el único”, contesta.

¿Qué tan avanzados están los derechos de la comunidad gay en México?

Hace un año Ciudad de México se declaró una ciudad gay friendly, pero sigue habiendo discriminación. A veces pienso que vamos por buen camino, pero luego escucho de un crimen de odio o de asesinatos de personas trans, eso ocurre. Igual creo que hay mucha gente haciendo cosas buenas para que avancemos, no los políticos, sino los activistas. A través de cómics, vídeos, lo que sea, todos vamos hacia el mismo camino.

Sobre el autor: