*

Culto
Una c​ompetencia animada: las cinco ​películas de monitos que pelean el Oscar

Una c​ompetencia animada: las cinco ​películas de monitos que pelean el Oscar

En 2001 las cintas de ​animación se abrieron paso en los Premios de la Academia logrando abrir una categoría enfocada ​exclusivamente en ellas. Aquí, hacemos un repaso por las producciones nominadas a Mejor película anima​da, que luchan por llevarse una estatuilla dorada este domingo.

De los 336 largometrajes que entraron a competir por el Oscar 2017, 27 fueron películas de animación; cantidad suficiente de postulantes para armar una categoría con cinco nominadas. Considerando que en ocho ocasiones pasadas la pelea por el galardón a Mejor película de Animación no logró el quórum necesario de 16 ​filmes​ en competencia​, y hubo sólo tres cintas que disputaron el premio.

Este año, el Goliat de la animación que representa Disney acaparó dos lugares de los cinco espacios con Zootopia y Moana. Dos producciones que están dentro de las 25 películas más taquilleras del 2016. El tercer contendiente es una cinta del estudio norteamericano Laika, titulada​ Kubo y la búsqueda del samurái. ​Los últimos cupos los llenan La tortuga roja de Francia y La vida de Calabacín de Suiza; dos filmes de corte independiente y ​realizadas ​con bajos presupuestos.


Zootopia

Desde el campo a la ciudad, la coneja Judy Hopps viaja a la moderna Zootopia para hacer realidad su sueño de formar parte del cuerpo policial. En la metrópoli, donde animales de todas las especies y hábitats conviven, la agente Judy​, optimista y determinada, se enfrenta a todos los prejuicios que la sociedad ha impuesto. Más de un obstáculo se presenta en su camino y se da cuenta de que trabajar a la par de animales grandes y carnívoros no es fácil. Sin embargo, se mantiene erguida y se involucra en un cas​o donde deberá trabajar con su enemigo natural: un zorro, parlanchín y estafador.

A pesar de estar representada por animales en animación 3-D, Zootopia aborda temáticas no menores para la época, como la discriminación y segregación por raza y género, o en este caso especies, bajo una gestión social corrupta o controladora. Manteniendo siempre el poder de superación que caracteriza a los filmes Disney.

Si de presuntos ganadores se habla, la cinta del gigante Walt Disney es la que más suena entre críticos y especialistas. Además, trae consigo un Globo de Oro, el Premio BAFTA, AFI y Sindicato de Productores (PGA), todos en categoría ​de Mejor filme animado.


Moana: Un mar de aventuras

Producción de Disney que vino después que Zootopia. Se sitúa hace dos mil años atrás en las islas del sur del Pacífico y narra la historia de Moana, una joven de 16 años hija de un importante jefe de tribu, proveniente de una familia ​de varias generaciones de marinos. Con un fuerte ímpetu por navegar por el mundo, Moana se embarca en una misión junto al semidiós Maui para cumplir sus sueños de grandes aventuras y resolver una misión que sus antepasados no lograron. Además, en el camino descubrirá secretos sobre su hogar, la Isla, y sobre sí misma.

La película estuvo nominada al Globo de Oro, a los BAFTA, los PGA y Satellite Awards, sin embargo, Zootopia se los llevó todos. Además de entrar en la categoría Mejor película animada, Moana también compite por la estatuilla a Mejor canción original.


Kubo y la búsqueda del samurái

Es el debut de Travis Knight, presidente de la productora norteamericana Laika (Coraline), Kubo… es una animación stop motion en 3D. La historia transcurre en el Japón feudal y muestra a Kubo, un niño de once años que cuida a su madre enferma en un pueblo costero. Para ganarse la vida Kubo ​hace de cuentacuentos, pero un día el ritmo tranquilo de su cotidianidad cambia abruptamente cuando, accidentalmente, llama a un espíritu mítico que regresa ​para realizar una venganza. Kubo huye y se une a Mono y Escarabajo, para salvar a su familia y resolver el misterio que envuelve la desaparición de su deshonrado padre; Hanzo, el más grande samurái que ha existido. Con la ayuda de un instrumento mágico, Kubo enfrentará a dioses y monstruos para cumplir el destino que se le reservó.

Momentos de contemplación y acción, la película es un cruce entre lo oriental (desde el punto de vista de la historia) y occidental (por parte de la animación) que tiene magia, fantasía y terror. Fue nominada a los mismos premios en los que entró Zootopia, y en esta categoría sólo obtuvo como distinción el Premio de la Academía Británica​ a Mejor película animada​. Además, Kubo fue nominada ​en otra categoría de los Oscar: la de​ Mejores efectos visuales.


La vida de Calabacín

El primer largometraje del suizo Claude Barras es una animación stop motion. Se centra en Calabacín​, un niño que tras perder a su madre va a parar a un orfanato junto a otros niños de su edad. Valiente, Calabacín se esfuerza por hacerse un espacio en este nuevo lugar que deberá llamar hogar. A través del dibujo y la imaginación, su padre ausente cobra vida bajo la imagen de un superhéroe en la pared de su dormitorio.

De sólo 90 minutos, La vida de Calabacín relata una situación de extrema dureza, pero bajo la mirada de los niños. En el hogar de acogida, sus nuevos amigos cargan con situaciones similares provocando en ellos reacciones de dolor, rabia o timidez. Una película que aborda el abandono, pero que Calabacín se esfuerza por transformar la situación en una instancia para recobrar los vínculos de afecto y compañerismo.

La cinta de Barras fue nominada en la misma categoría al Globo de Oro, al Premio César y el Satellite Awards.


La tortuga roja

Animación tradicional coproducida por Francia, Japón y Bélgica. Es una historia muda de un naufrago que despierta en una isla tropical poblada de tortugas, cangrejos, aves, pero ninguna otra persona. El n​á​ufrago construye una barca de bambú y se adentra al mar donde un animal invisible destruye su pequeña embarcación. La situación se repita hasta tres veces, donde finalmente descubre que era una tortuga roja. Con la intención de vengarse, el náufrago intercepta ​a la tortuga en la isla y la voltea. Arrepentido, vuelve a ayudarla, pero el animal ya estaba muerto, y desde su caparazón surge una mujer. Ahí empieza la historia de amor entre el náufrago y un espíritu natural.

La tortuga roja de Michael Dudok de Wit (Padre e hija) es la primera colaboración del estudio Ghibli con un autor europeo, y es el fruto de nueve años de trabajo. En una segunda lectura, el largometraje ahonda en la armonía que se puede establecer entre los humanos y la naturaleza; considerando que los primeros son parte íntegra de la segunda. Defiende el lugar de la familia en el desarrollo de un ser humano y su posición fundamental en el desarrollo de los niños.

La cinta fue galardonada en Cannes por el Premio Especial del Jurado. Y estuvo nominada en el mismo circuito que Zootopia y las demás.

Sobre el autor: