*

Culto
Carlos Núñez, de Sanfic a primer jurado chileno en Berlín

Carlos Núñez, de Sanfic a primer jurado chileno en Berlín

El director del Santiago Festival Internacional de Cine es parte del jurado de la competencia de cortometrajes.

Han sido días intensos para Carlos Núñez. A su labor como jurado en la sección Berlinale Shorts, la competencia de cortometrajes del festival, se han sumado comidas, reuniones y el estreno de El pacto de Adriana, el documental sobre Adriana Rivas, la ex secretaria de Manuel Contreras, que produjo con su compañía Storyboard Media.

El miércoles, por ejemplo, tuvo una cena con el cineasta Paul Veroheven y los actores Maggie Gyllenhaal y Diego Luna, como parte de las actividades del jurado internacional: “Ha sido muy especial, porque te genera una instancia de cercanía con productores, directores y actores de gran envergadura, lo que permite promocionar el festival y, por supuesto, Chile”, explica el director y fundador del Santiago Festival Internacional de Cine, Sanfic.

Es primera vez que un chileno integra una de las comisiones oficiales que deciden los premios principales del festival -Berlinale Shorts y la competencia oficial son las únicas que entregan Osos de Oro y Plata-, lo que para Núñez es el resultado de 13 años de gestiones a la cabeza de Sanfic, así como una señal de la importancia que ha adquirido el certamen chileno. “Es un reconocimiento al trabajo arduo que hemos hecho en estos años, a la constancia y al esfuerzo por profesionalizar el festival. Hay que ser capaz de globalizarse y de ir conectándose con las plataformas principales del cine de distintos países”, explica.



La primera vez que vino a Berlín, hace 10 años, Núñez fue invitado al programa Film Expert, en el que participaron programadores, productores y directores que en ese momento se estaban destacando a nivel mundial.

Comenzó a venir cada año en representación de Sanfic, hasta que en 2015 fue seleccionada en la sección Forum La mujer de barro, de Sergio Castro San Martín, película de la que fue productor. Por ello, dice, su elección como jurado no lo pilló por sorpresa: “Lo intuía porque la relación que tengo con Berlín viene desde hace muchos años, en los que he podido conectarme con los directores del festival. Creo que esta invitación llegó justo en el momento que tenía que llegar”.

En la ceremonia de hoy, Núñez deberá entregar un premio, y, según cuenta, el corto que gane suele ser uno de los candidatos a representar a su país en los Oscar. Su presencia en el jurado coincide con un momento en el que Sanfic pone energías en su internacionalización: “Estamos trabajando en darle más visibilidad, y puedo adelantar la creación de una alianza con Variety, para que se convierta en un aliado estratégico. Esto significa que periodistas de la revista -la más importante de la industria cinematográfica actual- irían a Santiago y despacharían noticias del festival hacia el mundo, algo que nunca se ha hecho en Chile y que nos ayudaría a promocionar a los talentos chilenos”, dice.

El Festival de Berlín es uno de los principales eventos que nutre la programación de Sanfic, ya que muchas películas que se ven ahí tuvieron su estreno en el certamen alemán, como la italiana Fuocoammare, de Gianfranco Rosi y la iraní Taxi, de Jafar Panahi, las dos últimas ganadoras del Oso de Oro. Cada año, Núñez y Gabriela Sandoval, co-fundadora del evento, vienen a la Berlinale a hacer nexos, buscar películas y a encontrar invitados, entre los que han estado Abel Ferrara, Willem Dafoe y Paul Schrader.

“Algo va salir de este viaje. Siempre estamos buscando actores, directores y productores importantes para llevarlos a Chile”, dice sobre la versión número 13 de Sanfic, festival organizado por Corpartes y Storyboard Media, que este año se realizará entre el 21 y el 27 de agosto.

Sobre el autor: