*

Culto
Allison Williams, actriz: “Nadie terminará perfecta al final de la serie porque así es la vida real”

Allison Williams, actriz: “Nadie terminará perfecta al final de la serie porque así es la vida real”

Una de las protagonistas de Girls adelanta a Culto lo que será el término de la influyente serie de HBO, que se encuentra emitiendo su sexta temporada.

“Creo que soy la voz de una generación”, decía Hannah Horvath en el primer capítulo de Girls, en 2012. La línea del personaje interpretado por la creadora, directora y guionista de la serie, Lena Dunham, marcaba de paso lo que sería la intención principal de la historia en los años siguientes: un retrato realista de la generación millenial en Nueva York, a través de las vidas de cuatro amigas. Vidas lejos del glamour del Manhattan de Sex and the City, mostrando el día a día en Brooklyn, con personajes que, si bien son muy cool, están marcados por problemas económicos, angustias existenciales, amistades complejas y las vidas sexuales más realistas -y a veces deprimentes- de la pantalla chica.

Tras cinco años de altos y bajos, la serie estrenó su sexta y última temporada, que se emite los domingos a las medianoche (del lunes) por HBO (34 VTR, 524 DirecTV), poniéndole punto final -por ahora- a las desventuras de Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna. “Siempre digo que pareciera que las girls dan un paso adelante y tres atrás, y el final no será la excepción”, asegura sobre los últimos episodios Allison Williams (28), quien interpreta a la siempre complicada Marnie Michaels, que a los inicios de este ciclo, sigue sin siquiera estar cerca de tener sus prioridades ni amorosas ni profesionales en orden. “Al mejor estilo de la serie, no vamos a responder todas las preguntas, pero sí nos preocupamos de que la audiencia tenga una idea de lo que pasa después de que termine. Nadie terminará perfecta al final de la temporada, pero es porque así es la vida real, y nuestra serie es muy real”, cuenta la actriz a Culto.


—¿Cree que este era el mejor momento para terminar la historia?

—Bueno, esa no fue mi decisión, porque si lo fuera, te aseguro que seguiríamos por mucho tiempo más (se ríe). Amo este trabajo, amo interpretar a Marnie y amo la gente con la que he podido trabajar aquí. Es una de las cosas que le da mayor felicidad a mi vida. Pero siempre supe que Lena (Dunham) decía que la serie iba a terminar luego de seis temporadas, entonces sabía que esto pasaría. Aun así no estuve para nada de acuerdo (se ríe). Pero al final del día, la entiendo.

—¿Cómo ha sido despedirse del personaje?

—Ha sido extraño. Siento que todavía estoy digiriéndolo. Creo que me queda un tiempo para sentirlo bien, quizás cuando terminemos con la etapa de promoción o cuando deje de emitirse en televisión. Entonces, la verdad no sé cómo me siento. Esta gente es como mi familia, es muy raro pensar que no los veré tan seguido.

—¿Qué significó este personaje para su carrera?

—Lo ha sido todo. Fue el primer trabajo profesional que tuve en actuación, y aprendí mucho de lo que sé hoy en día interpretando a Marnie y estando en Girls. Y estoy muy agradecida de Lena por hacerme parte de esto. Espero que ella se sienta igual de orgullosa con esta serie como nos sentimos el resto. Me ha permitido ser quien soy.

—Marnie ha sido uno de los personajes que más cambios ha vivido desde la primera temporada. ¿Por qué termina complicando siempre su vida?

—Probablemente es porque no tiene nada en la vida que la centre. A veces se ve en situaciones en donde necesita algo o alguien que la aterrice, y eso no pasa. Muchas de las decisiones que toma son para sentirse mejor consigo misma, pero algo siempre sale mal. Para Marnie siempre ha sido ensayo y error, y ver qué funciona, en vez de planear las cosas. Eso hace que sea muy entretenido interpretarla, pero asumo que se hace difícil de verla (se ríe).

—La serie mostró algunas escenas de sexo muy extrañas, buena parte involucrando a su personaje. ¿Cómo lidió con eso?

—Fue un desafío en el sentido que tenía que olvidarme que había un montón de personas a mi alrededor cuando estábamos filmándolas. Fueron siempre escenas interesantes, porque algo bueno es que las partes de sexo nunca eran extremadamente serias. Siempre hay mucho humor. Si hubieran tenido que ser extremadamente sexys, probablemente me habría sentido mucho más incómodas, pero siempre había alguna broma o rareza entremedio.

—¿Cuál cree que fue la mayor huella que dejará Girls?

—Espero que se recuerde a la serie por mostrar a las mujeres como son, y no por cómo se desea que sean. Creo que esta fue una muy buena serie para las jóvenes que nos veían, porque no mostrábamos un grupo de mujeres que eran perfectas, sino que cometen muchos errores y aprenden de ellos. Y veo que muchas series están optando por hacer lo mismo en la actualidad, y tengo la sensación que es por Girls. Me siento muy orgullosa de haber estado en una serie que haya podido conseguir eso. Espero que haya hecho sentirse a muchas jóvenes menos solas.

—¿Qué viene ahora para usted? Estuvo en la película Get Out, que se mostró en Sundance, con muy buenas críticas.

—¡Es verdad! Eso me tiene muy emocionada. Esa película se estrena ahora en Estados Unidos y por el momento estoy en eso. ¿Y de ahí? No tengo idea. Pero eso me tiene entusiasmada, el no saber qué irá a pasar. Estaré atenta a qué es lo que pueda aparecer en mi camino y a algún papel que sea distinto a lo que ya haya hecho.

Sobre el autor: