Culto

Archivo Amoroso refresca la música cebolla

Foto: María Ángeles Vega

Amar va más allá de dibujarle corazones a tu valentín. De pronto las personas crecen y las canciones que sonaban en la cocina de los padres, o en la radio del auto mientras empezaban las vacaciones, cobran otro sentido. Las burbujas de amor de Juan Luis Guerra ya no significan lo mismo, el sufrimiento de Jeannete se hace propio.


Esto es lo que trata de capturar la cruzada digital de Archivo Amoroso, un espacio en Internet que desde el año pasado intenta re-entender el amor, con una mirada feminista, rompiendo mitos sobre príncipes y princesas perfectas o relaciones peligrosas. Además de tratar de limpiar los conceptos amorosos, entendieron que la música y el amor van de la mano, que los tracks se dedican en tiempos de flores y lágrimas sin discriminación; así que junto con el programa radial Estación Local y el colectivo audiovisual Picnic, juntaron a un grupo de voces juveniles nacionales para que perpetúen esas frases que entre los ochenta y los noventas tantos corazones alterados dejaron.

El compilado de ocho canciones “nace de todas las noches de karaoke y conversaciones donde recordábamos esos temas con los que crecimos. Desde el lanzamiento de Archivo Amoroso hemos publicado más de 300 historias, y en este proceso nos dimos cuenta de lo importante que es la música en estos momentos”, dice Camila González, el cerebro detrás del proyecto, quien remata: “No importa cuántas canciones de amor existan, siempre hay espacio para una nueva”.


Con Estación Local y Picnic empezaron a hacer una lista de músicos que quieren y disfrutan, algunos emergentes que ya se han hecho camino y otros que merecen ser conocidos, según Camila. “Buscar nuevos sonidos para reinterpretar los clásicos” es la consigna de este lanzamiento.

Diego Lorenzini, Niña Tormenta, Diego y Felipe de Amarga Marga, Martina Lluvias, Vicky Cordero, Simón Campusano de Niños del Cerro, Gonzalo García de Planeta No, Chini Ayarza (en la foto de portada), Centrífugo, Michelle and Sebastian, y Rena y Caballero quedaron en el borrador final, y fueron quienes decidieron qué canción querían seguir perpetuando a través de sus voces.


“Una de las características que tiene la música cebolla es que ni sabemos en qué momento nos aprendimos las letras, y eso nos pasó en el compilado”, cuenta González. “Su importancia radica en que es capaz de entrar en la cotidianidad de la gente y llenar sus corazones de sentimientos ¿Quién no ha barrido la casa, ha andado en micro o cantado karaoke al son de Miguel Bosé o Juan Luis Guerra?”, afirma sobre el género que tantas felicidades y tristezas ha desatado. “La música cebolla es parte importante de nuestro imaginario como sociedad. La música cebolla puede hacer cantar a distintas generaciones”, y eso es lo que busca este estreno lleno de jóvenes recordando a sus madres, como el mismo Campusano que hace rato reversiona a Bosé y en más de alguna oportunidad le ha dedicado el momento a su madre, “que siempre escuchaba esta canción”.


“El desamor se supera sintiéndolo”, reflexiona Archivo Amoroso, que ha peleado por permitirse un tiempo y un espacio para la pena. Si el 14 de febrero estuvo complicado, esta colección permitirá disfrutar ese vacío momentáneo de otra manera: “Nuestra recomendación es llorar, escribir historias y pasar el momento según tus necesidades, ya sea cantando a todo pulmón o estando en la cama viendo Netflix. Pero sentirlo, pensarlo, hablarlo y procesarlo”.

‘Cuando estoy con él’, ‘Sólo Tú’, ‘Aire Soy’, ‘Sinceridad’, y ‘El gato que está triste y azul’ llegan para hacerte cariño después de la rudeza de tener el corazón roto. No hay que echarse a morir, que “es la oportunidad de empezar de nuevo. Amar es eso, aprendizaje”, remata Camila, una creyente del amor por sobre todo, que sabe que después de los pañuelos mojados y las frases amorosas en español, todo habrá valido la pena.

Link de todo el compilado para descarga.