*

Culto
La ruta de la independencia: la oferta de cine arte en Santiago

La ruta de la independencia: la oferta de cine arte en Santiago

Los cines Normandie, El Biógrafo, Radical, Sala K, Cine UC, Cine Arte Alameda y la Cineteca Nacional ofrecen a los espectadores una programación alejada de los superhéroes y las películas de acción. La oferta incluye funciones de cintas europeas como Elle y Tony Erdman, y de chilenas como El viento sabe que vuelvo a casa y Poesía sin fin.

Nadie hubiese podido presagiar su destino. Los pequeños cines de barrio y salas independientes sucumbieron ante la llegada de las multisalas como Cine Hoyts y Cinemark durante los años 90 y famosos espacios dedicados al cine arte desaparecieron para transformarse en negocios más acordes con la sociedad de consumo. Por ejemplo, donde estuvo el cine Las Lilas, en Providencia, hoy hay dos torres del grupo Penta y en el lugar del antiguo c​ine Pedro de Valdivia hoy se encuentra un restorán de parrilladas.

Como ellos, la mayoría de estos espacios hoy son solo un recuerdo, pero hay algunos que resistieron y que hoy ven cómo el cine arte vuelve a ser apreciado entre los espectadores santiaguinos.


Cineteca Nacional

Su programación pone énfasis en las películas nacionales, pero además cuenta con ciclos especializados en otras cinematografías como la iberoamericana o la europea, así lo explica su directora Mónica Villarroel: “Nuestra misión es difundir el patrimonio audiovisual chileno, incluyendo el cine actual. Pero también difundimos cine extranjero que normalmente no tiene espacio en las carteleras de los cines comerciales”.

Hasta el 30 de enero celebran el 7mo Festival de la Cineteca Nacional, en que exhibirán lo mejor del cine chileno 2016 como Rara de Pepa San Martín, Aquí no ha pasado nada de Alejandro Fernández y Poesía sin fin de Alejandro Jodorowsky. También hay un ciclo dedicado al director Ricardo Larraín, dentro del cual se exhibirán cintas como La frontera (1991). Todas estas funciones tienen un valor de $1.000.

Por último, también contarán con algunos preestrenos nacionales​, como la nueva cinta de Jorgue Olguín, Gritos en el bosque, que se exhibirá ​hoy a las 20.00 horas


Cine Arte Normandie

Foto: Sala del Cine arte Normandie llena, 2016. Cortesía Normandie.

Su programación destaca por presentar cintas europeas que están dando que hablar alrededor del mundo. Por ejemplo, acaban de traer en preestreno Tony Erdamnn, filme alemán favorito para recibir el Oscar a Mejor Película Extranjera, que se exhibe en 2×1 este viernes y domingo.​

Además, todos los días de enero tendrán funciones de Elle, cinta de Paul Verhoevenque ganó dos Globos de Oro (Mejor actriz y Mejor película de habla no inglesa).

El Normandie es el cine arte de Santiago que más ha crecido durante los últimos 5 años (en 9 mil espectadores según el Informe 2015 de consumo cinematográfico en Chile del CNCA), esto en parte por su programación de vanguardia, pero además por la gran presencia que tienen en Facebook. Así lo explica Scarlett Bozzo, gestora cultural del cine: “Ha crecido, debido a distintos factores, uno de ellos es la capacidad que ha tenido el Normandie de reinventarse, adecuarse a los tiempos y a las nuevas tecnologías que permiten llegar a los jóvenes, pero sin perder su esencia, que es ser un cine histórico y patrimonial”.

Para lo que viene del verano tendrán funciones de Elle, Mandarinas, El abrazo de la serpiente y El nuevo Nuevo testamento (película belga estrenada en Cannes) a precios de $  4.000 y $3.000 (estudiantes y tercera edad). Además de exhibición de clásicos como la trilogía Azul, Blanco, Rojo de Kieslowski a $1.000.


Cine UC

Como cine universitario se enfoca en formar nuevas audiencias, por lo que durante el año incluyen en sus funciones el comentario de críticos y académicos de la UC, además de algunos directores chilenos. “Tratamos de formar una comunidad en torno al cine. Hacemos muestras de cine clásico antiguo o experimental, cosas que no están para llegar y ver en Netflix y que es casi imposible que lleguen a estrenarse en Chile”, explica su directora, Milena Skoknic.

Hasta el 31 de enero celebran el 41º Festival de Cine UC, que divide su programación en tres secciones. La primera, para los más cinéfilos, consiste en ocho clásicos italianos en formato Súper 8 mm, donde desataca El ladrón de bicicletas (1948). Este formato que se utilizó durante los años 80 conserva las propiedades cromáticas originales de las cintas. También habrá funciones que rescatan lo mejor del cine chileno de 2016, como El rastreador de estatuas, El viento sabe que vuelvo a casa y Neruda. Por último, están los estrenos donde sobresalen, por ejemplo, la ganadora de Sundance 2016 Fuego en el mar y el documental David Lynch: the art of life, que explora la relación del cineasta con la pintura. Las entradas tienen precios de $ 3.000 y $ 4.000 dependiendo de la función.


Sala K

Hace apenas un año la pos productora Kimio Imágenes inauguró en su estudio de Barrio Italia esta sala de cine, que tiene una capacidad de 28 butacas. Por medio de conversatorios y distintas actividades en torno al cine buscan llenar un vacío en la programación de las salas chilenas: “Primero quisimos cubrir una falencia, que había muchas películas de cine arte sin cabida en las salas comerciales, que no llegan a Chile porque nadie las compra ni las distribuye. Y segundo, que el cine volviese a ser un encuentro social, formar audiencias y que sea una experiencia de encuentro”, dice Teresa Ugarte, productora ejecutiva. Durante 2016 acompañaron los estrenos nacionales con charlas de sus directores, como fue el caso de Las plantas de Rodrigo Doveris y La once de Maite Alberdi, entre otros.

Cuentan con acceso al archivo del Goethe Institute y de los institutos chileno-francés y español. Actualmente exhiben El viento sabe que vuelvo a casa de José Luis Torres Leiva. Ugarte explica que las películas alemanas son las más populares y que para el 2017 tendrán un ciclo de Cine y Astronomía. La entrada es por aporte voluntario.


El Biógrafo

Está ubicado en pleno barrio Lastarria y conserva parte del romanticismo de los cines antiguos, como los puestos numerados que se van marcando con papelitos a medida que se van llenando. Tienen funciones de día, a las que llega más gente de la tercera edad y luego las funciones vespertinas en que asiste un público más masivo, así lo explica Carlos Delarze, acomodador: “El público ha crecido mucho, porque hay pocos cine arte y eso nos deja a nosotros un gran nicho”. Delarze además aclara que su programación es bastante definida, no exhiben cine chileno, ni documentales. En su cartelera actualmente figuran dos grandes estrenos de esta temporada: La La Land de Demian Chazelle y Café Society de Woody Allen.


Cine Arte Alameda

Es uno de los cine arte en Santiago con más trayectoria, que apuesta por producciones independientes, multiculturales y de temáticas de género. Actualmente en su cartelera están las películas Nunca vas a estar solo, de Alex Anwandter, Poesía sin fin de Jodorowsky y Gilda, protagonizada por Natalia Oreiro. Su programación se distingue por incluir además funciones de ópera; por ejemplo este domingo se exhibirá Madama Butterfly de Giacomo Puccini, registrado desde el Festival de Taormina en julio de 2016.


Radical


En barrio Bellas Artes funciona desde 2013 este cine que apuesta por películas chilenas, latinoamericanas e independientes.

​Uno de sus proyectos más importantes es “Lo chileno del cine chileno” que consiste en realizar ciclos de películas más conversatorios  interdisciplinarios, a partir de los contenidos del cine chileno actual. En su programación para el verano destacan 7 semanas de Constanza Figari y Vida de Familia de Alicia Scherson y Cristián Jiménez​. ​​Además durante febrero realizarán funciones especiales en​ homenaje a John Waters.​

Sobre el autor: