*

Culto
Audrey Hepburn: el ícono de la relación entre el cine y la moda

Audrey Hepburn: el ícono de la relación entre el cine y la moda

Fue vestida por algunos de los más reconocidos modistas de todos los tiempos, como Edith Head, Hubert de Givenchy y Cecil Beaton. Aquí compartimos seis de sus atuendos que la consagraron como una figura central del estilo y la elegancia.

No solo es una de las mayores leyendas femeninas del cine, sino también de la moda. Audrey Hepburn (1929-1993) deslumbró al mundo con su estilo visionario y elegante. De formación bailarina, llevaba la gracia en el cuerpo y su rostro, que estuvo delineado durante largos años por una particular chasquilla a la mitad de la frente que se convirtió en su marca, y que fue imitada por miles de mujeres en todo el mundo.

Su amistad con Hubert de Givenchy nos dejó algunos de los atuendos más memorables en la historia del cine, juntos colaboraron por ejemplo, en Sabrina, Una cara con Ángel y Desayuno con diamantes. Se dice que la primera vez que Hepburn llego al taller de Givenchy, el modisto se sorprendió pues esperaba encontrarse con Katharine Hepburn en vez de Audrey, pero que tardó poco tiempo en descubrir en aquella joven actriz a su eterna musa inspiradora.


También puede interesarte

Entre los looks más famosos de la actriz está este sencillo atuendo de pantalón capri y blusa negra que usó para la promoción de Sabrina en 1953. Junto con Grace Kelly o Marilyn Monroe, Audrey fue una de las promotoras del pantalón corto estilo capri, que se consolidaron como un símbolo de los años 60.


En una de las escenas más memorables de Sabrina (1954), Hepburn viste un vestido de noche sin mangas que acentúa su cuerpo delgado y cuello largo. El vestuario de esta película no estuvo exento de polémicas, ya que la modista Edith Head y Givenchy trabajaron en conjunto para esta producción. Sin embargo, al momento en que Sabrina ganó el Oscar por Mejor diseño de vestuario, Head, por ser la Jefa de vestuario, se llevó todo el crédito y nunca quedó claro cuáles vestidos fueron diseñados por cada quien.


Otro de sus looks icónicos es el vestido con el que asistió a la premiación de los Oscar en 1953, donde se llevó el galardón de Mejor actriz por su papel en Vacaciones en Roma. Este vestido, que también apareció en la escena final de esa película, también fue diseñado por Edith Head y en 2011 fue subastado por 84.000 libras (más de 600 millones de pesos).


En 1964, Hepburn deslumbró con el atuendo principal de My fair lady, de vestido blanco con joyería y un gran sombrero. Este vestuario fue diseñado por Cecil Beaton, quien ganó el Oscar a Mejor diseño de vestuario por esta producción.


Otro de sus atuendos más reconocidos es también de la cinta Sabrina y también el diseño generó controversia por su autoría, sin embargo, Givenchy declaró que era suyo años después. Se dice que a Hepburn le aproblemaba mostrar su clavícula y por esto su amigo modisto creó este escote alto que hasta el día de hoy se conoce como “cuello Sabrina”.


Sin lugar a dudas su look más reconocido es el de Desayuno con diamantes, pieza cúlmine de la fructífera relación laboral que compartió con Givenchy. El vestido negro, con un original escote en la espalda, se luce en todo su esplendor en la escena inicial de la película, cuando Hepburn se acerca al escaparate de Tiffany. Los complementos del vestido fueron las joyas que Tiffany&Co facilitó a la producción y para la imagen promocional de la cinta, Hepburn lució el diamante amarillo más grande jamás encontrado, propiedad de la joyería.

Sobre el autor: