*

Culto
Los nuevos compositores que revolucionan el sonido del cine

Los nuevos compositores que revolucionan el sonido del cine

Una nueva camada de músicos jóvenes ha irrumpido en el panorama de las bandas sonoras originales. Nombres como Justin Hurwitz (La La Land) y Jóhann Jóhannsson (Arrival), comienzan a alzarse en un paisaje en que músicos de gran trayectoria como Ennio Morricone y John Williams antes acaparaban todos los reconocimientos.

¿Serían igual de estimulantes las escenas de Rocky Balboa entrenando sin tener de fondo la música de Bill Conti? ¿O igual de aterradora la escena de la ducha en Psicosis sin el agónico sonido de las cuerdas de Bernar Hermann?

Difícil, sino imposible, sería concebir una película sin una banda sonora que la acompañe. Incluso cuando el cine era mudo existía el elemento musical, que se añadía por medio de orquestas en vivo durante las funciones o por algún otro aparato que pudiera reproducirla. Así desde sus inicios la relación de cine y música ha sido enormemente enriquecedora.

Los cinéfilos de los epílogos del siglo XX hemos tenido la oportunidad de escuchar a grandes compositores alzarse como referentes de las bandas sonoras de cine. Por ejemplo, John Williams, quien fue el creador de las bandas sonoras de Tiburón, Star Wars, Indiana Jones, Harry Potter y tantas más. Le acompaña en el pedestal Ennio Morricone, último ganador del Oscar a Mejor banda sonora por Los ocho más odiados de Tarantino. Junto con Jerry Goldsmith (Rambo) y Hans Zimmer (El rey león), Williams y Morricone se han repartido, hace más de dos décadas, todos los galardones que distinguen a las bandas sonoras.

Pero para esta temporada esta categoría promete dar sorpresas, gracias a una nueva generación de compositores que le han dado al panorama de los soundtracks una nueva primavera.


Justin Hurwitz

Es uno de los grandes favoritos de la temporada por su trabajo en el soundtrack de La La Land, por el que acaba de ganar dos Globos de Oro. Ya había colaborado antes con el director Damien Chazelle en la cinta Whiplash (2014), trabajo por el cual comenzó a brillar con luz propia tras deslumbrar a la crítica con una banda sonora de gran impacto.


Jóhann Jóhannsson

El responsable de la banda sonora de Arrival lleva dos años consecutivos nominado al Oscar. En 2015 fue por el soundtrack de Sicario y en 2016 por La teoría del todo. En la última cinta de ciencia ficción de Denis Villeneuve, el compositor islandés utilizó voces humanas como si fuesen instrumentos, lo que le brinda a la película un tono enigmático que conjuga la tecnología con las emociones. A pesar de la gran cantidad de elogios que ha recibido el soundtrack de Arrival, no podrá postular al Oscar, pues hay dos canciones que pertenecen al compositor Max Richte, lo que viola las bases impuestas por la Academia.


Nicholas Britell

El compositor de la música de Moonlight colaboró en la banda sonora de la película 12 años de esclavitud. Pero su labor como músico en el cine ganó notoriedad cuando estuvo a cargo de la música de la ganadora del Oscar La gran apuesta. Esta temporada ha sido elogiado por su colaboración en el filme Barry Jenkins, para el cual creó un soundtrack que mezcla bases de hip hop con música orquestal.


Mica Levi

Su música acompaña la cinta Jackie de Pablo Larraín, que se estrenará en Chile el próximo 2 de marzo. También conocida por su nombre artístico Micachu, es una cantante inglesa que se hizo conocida en el rubro de las bandas sonoras originales cuando compuso la música de Under the skin, por la que ganó los premios de Mejor Banda Sonora en los Bafta y en los premios del Cine europeo.


Dustin O’Halloran

Si bien ha hecho su carrera fuera del circuito comercial, colaborando en películas como Iris y Stranger than fiction, sus composiciones han ganado notoriedad luego de que ganara un Emmy por la música que creo para la serie de Amazon Transparent, por la cual ganó el premio a Mejor tema principal. Esta temporada entra a la carrera por su trabajo en la película Lion de Garth Davis, por el que fue nominado a un Globo de Oro.

Sobre el autor: