*

Culto
Alien, adolescente, absurdo

Alien, adolescente, absurdo

Esperando iniciar una franquicia, Mattel hizo un revoltijo de ideas y personajes mal construidos, que pretenden ser el inicio en la vida del joven Max McGrath.

Es muy probable que los ejecutivos de Mattel hayan pensado que podían entrar en el mundo dominado por DC Comis y Marvel al lanzar una nueva versión de carne y hueso de su línea de juguetes/superhéroe de acción Max Steel, parte alien, parte adolescente y gran parte absurdo. Esperando iniciar una franquicia, hicieron un revoltijo de ideas y personajes mal construidos, que pretenden ser el inicio en la vida del joven Max McGrath quien, cuando une fuerzas junto a un alien parlanchín y volador llamado Steel se transforman en ¡sorpresa! Max Steel, con armadura reluciente incluida que se materializa de la nada. Varias serían las lecturas freudianas que se podrían hacer de este adolescente que, varias veces al día, siente que una gran energía le llena su cuerpo y de pronto explota con fuerza y sin razón, en especial después de conocer a Sofía, la chica más hot del pueblo. Pobre Max, no entiende lo que le ocurre hasta que un amigo le dice que todo es normal. Y todo lo es, excepto que este desatino de película se estrene en salas de cines.



Nota 2. Dir.: Stewart Hendler. Con Ben Winchell, Maria Bello, Ana Villafañe. 92 minutos. Aventuras. EE.UU., 2016. TE.

Sobre el autor: