*

Culto
La miniserie sobre la épica del Mundial del 62 comienza su rodaje

La miniserie sobre la épica del Mundial del 62 comienza su rodaje

La ficción cuenta con el financiamiento del CNTV y será emitida por TVN en 2017. La historia se centra en la hazaña de Ernesto Alvear, Juan Pinto Durán y Carlos Dittborn.

Entre el 30 de mayo y el 17 de junio de 1962 se realizó en Chile el séptimo Mundial de fútbol, y según Mauricio Dupuis, productor ejecutivo de Ocoa Films, este es un hecho histórico al que no se le ha dado la importancia que realmente tiene dentro de la historia del país. Con esta inquietud en su cabeza decidió crear 62, historia de un mundial, una miniserie de cuatro capítulos que TVN emitirá el próximo año y que cuenta con el financiamiento del Consejo Nacional de Televisión.

“Pocos saben cómo se organizó el Mundial, aunque todos saben que se hizo uno en nuestro país. Acá mostramos la trastienda, con matices de ficción para hacerlo más entretenido, ya que es un producto para la televisión. Fue una historia que partió en el año 52 por Ernesto Alvear, Juan Pinto Durán y Carlos Dittborn. Ellos se plantearon la duda de por qué no hacer un mundial en Chile, si Finlandia había hecho unas Olimpiadas hace unos años. Ahí partió todo el sueño”, afirma Dupuis.

La serie, escrita por Josefina Fernández, transcurre entre los años 1956 y 1962, y recorre el camino de esta odisea futbolística desde que Carlos Dittborn dio su histórico discurso en el congreso de la FIFA de Lisboa, en junio de 1956, hasta la inauguración del Mundial, con la bandera a media asta y los jugadores con una huincha negra en sus camisetas, por la muerte del mismo Dittborn, justo un mes antes del inicio del certamen deportivo en el que Chile salió tercero.

El lunes de la semana pasada comenzaron las grabaciones que terminarán el 14 de noviembre y los actores protagonistas de la historia, dominada por la presencia masculina, son Marcial Tagle, Néstor Cantillana, Roberto Farías, Daniel Muñoz y Juan Pablo Ogalde. El toque femenino, en tanto, lo ponen Taira Court y Paola Gianinni.

“Si Chile era machista en los 60, el mundo del fútbol era completamente misógino. Lo que estamos haciendo con esta serie es mostrar eso, aunque tenemos dos mujeres muy potentes y con mucha fuerza. Ellas, por ejemplo, son las que crean en la historia la idea de marketing de ponerle marca a los cojines en el estadio”, explica el director Rodrigo Sepúlveda, el que fue desvinculado de TVN días antes de partir con el rodaje. Sin embargo, su participación en la serie estaba asegurada, ya que cuenta con el respaldo del CNTV y es una coproducción con Ocoa Films.

Y aunque 62, historia de un mundial es una miniserie que tiene como epicentro el fútbol, no habrá ni un capítulo donde se muestre alguno de los partidos disputados en el certamen.

“Es una serie de fútbol pero sin mucho fútbol. Mostramos lo que son los entrenamientos de la época, no los partidos. Nos enfocamos en cómo se preparó el Mundial del 62”, dice Dupuis, y Sepúlveda complementa: “Es una serie de fútbol donde casi no hay fútbol. Más estamos mostrando lo que es el carácter del chileno, y eso nos apela a todos”.

A través de los cuatro capítulos, ambos buscan plasmar la verdadera odisea que fue organizar el Mundial del 62, cuando Chile era un país pobre y debía pelear ser sede con Argentina. Sobre esto, Dupuis asegura que “como chilenos es muy importante saber quién fue Juan Pinto Durán. Es más que el búnker de la selección. Acá aprenderemos quién fue Pinto Durán y la connotación histórica que él tiene en el fútbol chileno. Lo mismo con Fernando Riera y Carlos Dittborn. Ellos cambiaron el fútbol, no Marcelo Bielsa ni Jorge Sampaoli. Lo que ellos hicieron fue una verdadera revolución industrial”.

Sepúlveda cree que el Chile de esa época, además de ser muy pobre, era “sumamente inocente, igual de inocentes que nuestros protagonistas. Ellos son unos soñadores y unos dementes que hacen algo que probablemente es el segundo hecho más importante del siglo 20, que es traer un mundial de fútbol. El país no estaba preparado pero ellos lo logran”. Roberto Farías, que en la miniserie interpreta a Ernesto Alvear, tiene una opinión muy similar a los realizadores, puesto que asegura que los más atractivo del guión es que refleja “la entereza de los tipos que quisieron hacer un mundial en Chile. Eso es lo que engancha de la historia, además de que se muestra un Chile muy cargado al romanticismo, propio de esa época. Yo no sabía nada de esta parte de nuestra historia como país, porque no me interesa para nada el fútbol, pero esta serie va más allá de eso”.

Desde un inicio, la idea de Dupuis fue mantener una fiel representación de los hechos históricos que sucedieron entre 1956 y 1962 y para eso él y su equipo entrevistaron a los familiares y amigos de los protagonistas, además de hacer una recopilación de datos, documentos y anécdotas.

“Esta es una historia que está medio botada, como muchas otras historias positivas que han sucedido en el país”, dice Dupuis, que ya piensa en una segunda temporada. El último capítulo es los jugadores saliendo por el túnel a la cancha. Queda abierta para que siga la historia”, cierra.

Sobre el autor: