*

Culto
Kathleen Kennedy: “Nos dimos cuenta de lo grandioso que era poner a todos estos personajes en la misma habitación”

Kathleen Kennedy: “Nos dimos cuenta de lo grandioso que era poner a todos estos personajes en la misma habitación”

La mítica productora de Spielberg es hace tres años la responsable de continuar el legado de George Lucas.

La ama y señora de Star Wars está sentada en el piso diez del hotel St. Regis de México, en su habitación, tomando un café y soltando risas en cada momento. Queda entonces una semana para el estreno de El despertar de la Fuerza, el episodio VII de la saga, que promete ser un regreso al espíritu original de las películas de Lucas, después del desvarío de los 90 y 2000. Además, debe probar que la inversión de Disney, de $4 mil millones de dólares en los que compró Lucasfilms, fue buen negocio. Nadie ha visto la película todavía, excepto por un fan con cáncer terminal y los actores. Y, aunque Kathleen Kennedy (62), una de las mujeres más poderosas de Hollywood, cuyas cintas han reunido más de 120 nominaciones al Oscar, lucha por guardar los secretos de la trama, no pudo evitar mostrarla a una de sus dos hijas.

¿¡Cómo se la pudo mostrar sólo a una!?

¡Es la única manera que tenía de hacerlo! Mi hija Lily está en su primer año de universidad y el estreno es entre medio de sus exámenes finales. Así que se la mostré antes, porque mi otra hija, Megan, irá al estreno en Londres. A Lily le encantó, pero le dije que no le podía decir a nadie en la universidad (se ríe). Así que también guarda el secreto.

¿Está disfrutando ir a los eventos y alfombras rojas y conocer a los fans de Star Wars?

Me encanta ver a los fans. Lo entretenido de todo esto es que los fanáticos son parecidos, a donde vayamos. Son tan entusiastas y aman tanto a la saga.

Todos le preguntan si revivir Star Wars es mucha responsabilidad o peso, pero supongo que esa respuesta cambia una vez que conoce a personas que, literalmente, bautizan a sus hijos como Leia o Anakin o Luke.

Sí, lo cambia todo. Lo interesante es que esto es muy generacional, está la idea de que son películas que la familia puede compartir, que los padres pueden presentarle a los hijos, y ahora, a sus nietos. Creo que eso es algo que George (Lucas) tenía en mente cuanto creó las historias, pero verlo hoy, sucediendo de verdad, es muy emocionante.

PRODUCTORA DE ORO

“No conocía a George cuando vi por primera vez Star Wars”, recuerda Kathleen Kennedy,

¿Cómo fue ese almuerzo con George Lucas, hace tres años, cuando él le dijo que se jubilaba y que quería que usted se hiciera cargo de Lucasfilms?

(Ríe nuevamente). Fue muy divertido, porque yo estaba tan impresionada; no pensé que de eso se trataba el almuerzo. Pensé que ibamos a hablar de nuestros hijos, la familia y que nos pondríamos al día. Pero en el minuto en que me lo pidió estuve tan honrada, dije que sí instantáneamente. Fue después cuando llegué a mi casa que dije, ‘Dios mío, qué acabo de aceptar’ (ríe). Me di cuenta de la enorme responsabilidad que era. Pero hoy no me puedo quejar de nada de esto, ha sido maravilloso.

Así Kennedy, quien ya era un peso pesado en Hollywood, pasó a ser una de las ejecutivas más importantes de la industria: Disney encomendó una nueva saga de Star Wars. Kennedy entonces reclutó a quien sería vital en la resurrección, un director que había partido como adolescente haciendo pequeños trabajos para Spielberg y que había ya resucitado con éxito otro clásico, Star Trek: J.J. Abrams.

¿Qué aporta J. J. Abrams como director?

Creo que es un cineasta único, y que todo en él se trata de la diversión, pero también sabe contar historias y crear personajes y emociones. Todo lo que para él era importante de Star Wars son cosas que trajo a la película, y eso era importante. Terminó siendo la elección perfecta.

A diferencia de los episodios I, II, y III, esta vez parecieran no querer depender tanto de los efectos especiales. ¿Fue una discusión importante entre ustedes?

Sí, lo fue, en parte porque nos dimos cuenta de lo grandioso que es poner a los personajes en la misma habitación, con los actores, que haya interacción real. Eso era muy importante para J. J. Básicamente, usamos todas las herramientas que teníamos; Industrial Light and Magic hizo una gran contribución con los efectos especiales, pero al mismo tiempo trajimos robots, hicimos más títeres. J. J. dijo desde un principio que la razón por la que amaba Una nueva esperanza o El imperio contraataca era porque se sentían reales, así que ir a las locaciones y construir los sets fue fundamental.

¿Fue muy difícil sumar a Carrie Fisher, Mark Hamill y Harrison Ford?

George hizo esa parte. Se juntó con Carrie y Mark en una celebración de la saga en 2012, y les preguntó si harían más películas. Estuvieron muy entusiasmados. Luego se juntó con Harrison. Así que ya estaban todos a bordo cuando Disney compró la compañía y comenzamos a avanzar.

Usted tiene una carrera larga y exitosa. Hoy existe una gran discusión en Hollywod sobre la falta de mujeres en la industria. ¿Cómo fue para usted hacerse un lugar, y romper el techo de cristal?

Yo fui muy afortunada. Comencé con trabajos no tradicionales, como camarógrafa, trabajar en una sala de noticias, o producir un talk show, cuando estaba en San Diego. Así que cuando entré a la industria del cine tenía muy claro lo que quería hacer, incluso cuando estaba partiendo desde abajo. Pero conocí a Steven muy temprano en mi carrera, y él fue muy empoderador, me apoyó mucho, no había nadie más trabajando con él, así que fue una situación única, donde cualquier cosa que necesitaba, yo la hacía. Terminó siendo una educación para mí, y rápidamente me moví a producción. Diría que porque me apoyó gente como Steven, George Lucas o Frank Marshall, quien terminó siendo mi eposo, la mayoría hombres de quienes aprendí mucho, es que no puedo decir que encontré ese techo de cristal. Pero reconozco que existe, y lo veo en muchas áreas de la industria fílmica. Creo que para que eso cambie, las mujeres deberían introducirse en todas las áreas, no sólo se puede apuntar a dirección o guión. Deberían estar en todo. Creo que está puesto el foco en este problema, gracias a que las redes sociales han hecho un muy buen trabajo de mantener la discusión al respecto. A las mujeres jóvenes les sirve ver casos como el mío en los altos cargos, y las mujeres necesitan ayudar a mujeres. Eso es algo en que vamos a participar, buscar a más mujeres; de todas maneras vamos a contratar a una mujer para dirigir Star Wars, no sé cuándo, pero lo haremos y estamos haciendo esfuerzos en esa área.

¿Era importante para usted que hubiera protagonistas mujeres y fuertes en El despertar de la Fuerza? Rey, Daisy Ridley, es la más grande del afiche.

Rey es un personaje fenomenal. Empoderada, fuerte, valiente, inteligente. Definitivamente es un personaje al que las jóvenes puede emular. Viendo la película, es mucho más diversa en su elenco, aunque dudo en decir que hemos hecho algo dramáticamente diferente de lo que hizo George. Siento que él no recibe todo el crédito que merece por lo que hizo en Star Wars. En el tiempo que se estrenó la primera película, Leia era una personaje muy de avanzada y una feminista, y creo que nosotros aprendimos de la diversidad de Star Wars y sólo la llevamos un paso más alla.

Ahora también puso a la primera villana, Capitana Phasma.

Sí, es increíble, Gwendolin Christie. Y también tenemos a Lupita Nyong’o, pero de verdad quiero darle el crédito a George.

La mayoría de sus películas son un éxito de taquilla. ¿Ya sabe desde el comienzo si van a funcionar con la audiencia?

Nunca lo sé. Nunca, nunca doy nada por sentado. Y las expectativas para El despertar de la fuerza son tan enormes, que te da un cierto nivel de ansiedad. Pero también sé que esta película es tremendamente entretenida, y sé que las audiencias lo pasarán muy bien.

Sobre el autor: