*

Culto
Diarios inéditos de José Donoso: los intensos años de formación

Diarios inéditos de José Donoso: los intensos años de formación

A dos décadas de su muerte se revelan sus cuadernos desde los 25 años. Las 700 páginas de Diarios tempranos, publicados por Ediciones UDP, muestran a un autor atormentado y persistente, obsesionado con ser escritor y con retratar a la sociedad chilena.

Su última aparición en público fue en noviembre de 1996, en la Feria del Libro de Santiago. Días después, el 7 de diciembre, José Donoso murió a los 72 años. Dos décadas más tarde, el autor de Coronación vive un redescubrimiento que lo hará volver a la Estación Mapocho donde recibirá un homenaje junto a autores como Roberto Bolaño y Gonzalo Rojas durante la misma Feria del Libro que lo vio partir. Pero no bastó con eso. A mediados de este año se lanzó un compilado de los diarios personales del afamado autor que hoy fue analizado en la 3ra edición de las Jornadas Donosianas, un espacio generado para el estudio de la vida y obra de uno de los autores más relevantes de la literatura chilena.

José Donoso, escritor, profesor y periodista, falleció después de escribir 14 novelas (dos de las cuales dejó inconclusas) y un puñado de cuentos, ensayos y poemas que hasta la actualidad dan que hablar. No es para menos; libros como El Obsceno Pájaro de la Noche, Coronación o El Lugar Sin Límites son considerados como parte de la gran obra de la literatura chilena y latinoamericana. Es más, Donoso es el representante chileno del boom latinoamericano, un fenómeno literario desarrollado entre los años 60 y 70 y que revolucionó a los lectores europeos.

Tanto da para hablar de José Donoso que, por tercer año consecutivo, la Facultad de Letras de la UDP organizó las Jornadas Donosianas, un espacio de charlas, revisiones y debates respecto de la “vida, obra y crítica de José Donoso”, como rezan los folletos entregados al público en los pasillos de la universidad. Allí, entre las salas y los patios se reparten los mesones de una modesta feria de libros dedicada a los escritos del autor y sobre el autor. La coordinadora de la jornada, Francisca Carvajal, explica que se invitó a distintas editoriales que trabajan con los textos del autor, como Ediciones UDP, Alfaguara, los Libros de la Mujer Rota, Alquimia, etc.

“Yo no sé vivir fuera de la literatura”

En internet a Donoso se le adjudica la frase “yo no sé vivir fuera de la literatura” como una de las formas en que daba a entender que no podía dejar de escribir. Es más, se puede decir que no sólo transmitió su pasión por la literatura a través de sus ensoñadores y oscuros relatos. Según la decana de la Facultad de Comunicación y Letras de la UDP, Cecilia García-Huidobro, Donoso tenía una fascinación por la escritura creativa mediante la cual adornaba hasta el más simple de sus textos. La periodista, quien editó el libro Diarios tempranos. Donoso in progress, 1950 – 1965, señaló: “Fue entretenido leer los diarios de Donoso. Hay diarios personales que son muy aburridos. Quizás me caiga un rayo, pero leer los diarios de Thomas Mann es fome. Los de Donoso no”. Y esto porque, según la editora, el autor de Casa de Campo explica en cada uno de sus apuntes las razones por las que descartaba sus muchos ensayos para sus múltiples textos. “Tenía casi 25 inicios distintos para Coronación, pero finalmente se quedó con el que le pareció el indicado, el que lo dejó más conforme”, señala Cecilia García-Huidobro.

Durante el primer día de las Jornadas Donosianas -que abrió sus puertas hoy martes 4-, escritores y críticos como Rodrigo Cánovas, Alejandro Zambra o Alvaro Bisama hicieron una revisión exhaustiva de la importancia de la obra de José Donoso en la literatura chilena actual. Según Bisama, “el sentido de la jornada tiene que ver con volver a pensar en cómo leemos a Donoso, qué sentido tiene, cómo funciona su obra ahora mismo y qué efectos puede tener en el presente”.

El evento concluirá el miércoles 5 de octubre con una entrevista que realizará el escritor Rafael Gumucio a la actriz Delfina Guzmán por el texto Cuatro para Delfina, que el autor alguna vez dedicó a la artista.

Sobre el autor: